lunes, 27 de abril de 2009

El futuro nos tortura

el pasado nos encadena.

He ahí por qué se nos escapa el presente.

No hay comentarios: